Acto de entrega del Premio Tiflos de Poesía

Bueno, quería haceros un resumen de estos últimos días en Madrid y hablaros del acto de entrega de los premios Tiflos; del exquisito trato dispensado por la Fundación ONCE; de la magnífica presentación que hizo de El cielo y la nada María Ángeles Pérez López; de las felicitaciones de Luis Alberto de Cuenca, Ángel García López o Ángel Luis Prieto de Paula, que apostaron por mi libro como miembros del jurado; del privilegio de conocer a Luis Mateo Díez; de poder charlar con Ángel Basanta, que había reseñado Párpados para El Cultural; de felicitar a los ganadores de las otras dos disciplinas, Miguel Ángel Carcelén y Josué Sánchez, con quien celebramos el Premio a base de pintas de Guinness para combatir su jet lag; del encuentro casual con mi vieja y querida amiga Covadonga D’Lom; de las cervezas y vermuts psicotrópicos con Alba Carballal y Rosa Moncayo; del apoyo y la compañía del equipo de la Agencia Dos Passos; de poder callejear sin prisa con mi chica por Madrid, y de muchas otras cosas que no conviene desvelar. Pero creo el mejor resumen de estos días es el libro que se ve en la imagen y que lo ha posibilitado todo. Hoy llega a las librerías. Ahora ya no me pertenece. Espero que os guste y lo disfrutéis tanto como yo lo he sufrido a lo largo de estos últimos nueve años.

De todas formas, por si queréis una crónica al uso, os copio el enlace a la nota de prensa que han publicado los medios:
https://www.once.es/noticias/los-escritores-miguel-angel-carcelen-josue-sanchez-y-toni-quero-recogen-los-premios-tiflos-de-literatura-2018

Foto El cielo y la nada.jpg